El Dios de los opuestos

Dios es un Dios de orden, esta frase es usualmente mal interpretada y mal usada, a veces la usamos para poner reglas y religión en nuestras iglesias; pero realmente Dios si es un Dios de orden, esto significa que Dios tiene un orden específico e inusual de operar.

El reino de Dios opera contrario y al revés que el reino natural; este orden divino hace que nuestros cerebros humanos les cueste entender y aceptar la forma inusual en la que Dios opera, pues es totalmente contraria a la forma en la que estamos acostumbrados a operar.

Dios opera en opuestos y contradicciones, para ver hay que creer, para recibir hay que dar, para ser el primero hay que ser el último. El es el Dios de los opuestos, y El quiere que aprendamos acerca de la forma correcta de operar en la vida; hay algo increíble en en estos opuestos que nos ayudan a vivir mejor y experimentar increíbles bendiciones de parte de Dios, pero más importante que eso, es en el proceso de operar en sus opuestos que nosotros como seres humanos podemos ser cambiados y transformados por Dios.


Pastor Stevan Marroquín
Noviembre, 2019